900 352 996
Guipons, es más

PUERTAS CORTAFUEGOS Y COMUNIDADES DE VECINOS

19/09/2013

Puerta cortafuegos con candado
Puerta cortafuegos con candado

Puerta cortafuegos con cuña
Puerta cortafuegos con cuña

¿ABIERTA O CERRADA? Se discute mucho de este tema en las comunidades de vecinos, y con razón.

 Desde el punto de vista de la prevención y la seguridad, siempre cerradas, ya que para eso se han diseñado. Una puerta cortafuegos en realidad es un elemento que permite impedir, durante un periodo determinado de tiempo, el avance del fuego y sus productos (humos, gases) de un sector de incendio a otros, facilitando así la evacuación de las personas y reduciendo los daños sobre bienes e instalaciones. Debe cumplir además, según la normativa vigente, ciertos requisitos como la estanqueidad y la resistencia al fuego, y debe comprobarse periódicamente que está en buenas condiciones de uso.

 Desde el punto de vista del usuario, muchas veces resulta incómodo encontrarlas cerradas; la del garaje hacia el ascensor cuando llegamos cargados con la compra, la del vestíbulo cuando queremos pasar el carrito del niño, etc. Y a veces también, por otros motivos, como que entre luz a pasillos o rellanos, ventilación, etc.

 Por estos y otros motivos, se observa constantemente un mal uso de estos elementos. Puertas calzadas con cuñas de madera, con maceteros o incluso con un folleto de propaganda que hemos cogido del buzón improvisamos una cuña. De este modo inutilizamos la puerta, que ya no realizará su función en caso de incendio en el edificio, garaje, etc. Y, la realidad inmediata, es que no podremos evacuar el edificio de forma segura, estaremos atrapados por el humo y a merced de lo que tarden en llegar los bomberos.

 También hay quien pretende cerrar estas puertas con llave, para aumentar la seguridad en viviendas, trasteros o garajes. Si observamos la normativa, en este caso el Código Técnico de Edificación, de 2006, y más concretamente el DBSI de 19 de febrero de 2010, queda claro que estas puertas deben abrir en el sentido de la evacuación de forma libre y sencilla, si bien se puede disponer de un cierre que impida el paso a la inversa, pero siempre deben permitir la salida.

 Así pues, no hay duda, estas puertas deben, por nuestra propia seguridad, estar siempre cerradas o contener algún elemento que las cierre en caso de incendio. Es muy diferente, si se produce en nuestro garaje un incendio, poder estar tranquilos en casa mientras los bomberos hacen su labor, a tener las escaleras y los pasillos llenos de humo, afectando a viviendas y dándonos la sensación de estar atrapados por el fuego.

 

 David Castillo Domingo

 Instructor Escuela Mediterránea de Emergencias

Contacta con nosotros

Nombre   Asunto   Acepto política de privacidad
Mail      
Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en Guipons.es y nuestros servicio, analizando tu navegación en nuestro sitio web. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aquí podrás encontrar más información acerca de las cookies.